lunes, 24 de abril de 2017

LAS MONEDAS DE LOS 24 / JUAN PEDRO COSANO



Sinopsis:
Un asesino en serie y una auténtica investigación forense en la que el protagonista arriesga más que su vida.
Esta novela, que se puede leer de forma independiente, es la tercera entrega de las peripecias de Pedro de Alemán y Camacho, abogado de pobres de la ciudad de Jerez a mediados del siglo XVIII y protagonista deEl abogado de pobres(Premio Novela de Abogados 2014) yLlamé al cielo y no me oyó.
Al comienzo de esta historia, Pedro se ve obligado a aceptar la defensa de un rico artesano de Jerez, que ha sido acusado de violación por su bella y joven sirvienta. Paralelamente, empiezan a producirse en la ciudad unos crímenes terribles: varias muchachas, relacionadas con las casas más nobles de Jerez, son asesinadas de una manera especialmente violenta y en cada escena del crimen se encuentra una moneda romana.

La opinión de Mari Mari:

En cuanto salió este nuevo libro de la serie de El abogado de pobres supe sin lugar a dudas que no tardaría mucho en leerlo, como así fue, pero esta vez de la mano con una amiga y también ferviente admiradora de este escritor, gracias a ella fue que lo descubrí, nunca podré agradecerle bastante que insistiera en que debía leer el libro que ella estaba en aquel momento disfrutando, me convenció ¡cómo no! de más está decir que se ha convertido en mi favorito de favoritos.

La verdad es que no tuve un buen comienzo, no era por culpa del libro, sino de mi salud, tengo un pequeño problema que genera que me entre mucho sueño, por lo que algunos días apenas leía un capitulo, hasta que un día me hinche a cafés y tés y le di un buen apretón, y pasaron tantas cosas que a partir de ahí ya no pude parar de leer, y cuando me sentaba y me entraba la modorra paraba un poco, dormía, y cuando me despertaba seguía.

Estamos ante el tercer volumen de una serie donde se nos narran las aventuras y desventuras de un letrado de mediados del siglo XVII, abogado de pobres, para ser más exacto.

En esta ocasión la trama girara alrededor de una serie de  asesinatos,  todo parece indicar que están cometidos por la misma mano ejecutora, ya que hay algo que se repite en todos los crímenes y por lo tanto el laborioso trabajo de nuestro querido letrado será  encajar todas las piezas del rompecabezas, para así poder exhibir su tesis y que no ajusticien injustamente a otro de sus defendidos, tarea que no le será nada fácil, porque no las tiene todas en su poder ni le dejan realizar bien sus pesquisas pues le ponen un sinfín de trabas, incluida la incredulidad de sus teorías por parte de colegas y juez,  deberá pues poner a trabajar a todo su ingenio, pedir colaboración a muchos eruditos en distintas materias, y como ya nos tiene acostumbrados, sacar a sus demonios a pasear. “Por más que en su alma siempre se escondieran tinieblas y sinrazones, a las que tan dado era”

¿Qué puedo decir de este escritor que no haya dicho ya? Pues que es un genio, un genio de una lámpara maravillosa llamada escritura. Narrativamente sublime, hace que te sumerjas e incorpores a la vida en el complejo Jerez de mediados del siglo XVII, impresionante la forma de ir encadenando sucesos de forma tal que aunque el protagonista no esté en sus mejores horas porque una obsesión lo atormenta sin tregua, y estas en tensión por ese tema ya que no quieres que caiga donde sus demonios lo quieren llevar, lo que más te obsesiona es saber hacia dónde puede llevar la investigación, estas pendiente de ella haciendo toda clase de conjeturas como en un afán por ayudar a nuestro admirado letrado porque en todo momento percibes su agobio y lo mal que lo pasa y quieres darle un empujón hacia una pista fiable y veraz, estás tan metida en la trama que te crees que te va a oír y que vas a poder ayudarle, sus sospechas las calibras, también sus aseveraciones, te mantiene (y lo sabe hacer como nadie, o como pocos, que no tenemos por qué quitarle méritos a nadie) en una tensión palpable durante todo el proceso de investigación que en ningún momento se desinfla ni decae, es más, hasta las últimas páginas no vas a estar segura a ciencia cierta, (si es que has sospechado del culpable)  quien es el asesino, ni de los motivos, porque aunque el abogado lo haya descubierto al lector no le da el dato de quien es, ni pista clara, así es que no es de extrañar lo que escribí yo en esos momentos de incertidumbre.

Yo: “Tengo ahora a Pedro Cosano delante y le hago que suelte la lengua so pena de mil y una torturas. El protagonista ya ha averiguado quien es, está haciendo ya las últimas averiguaciones con gente allegada al asesino y ni un mal nombre deja a relucir el desalmado de mi escritor favorito”.

Emocionante

La prosa es exquisita, destila pasión en cada una de sus palabras, de sus frases, no se intuye, no, se palpa la grandísima vocación de este abogado por su profesión, una vocación que trasmite a su protagonista que la esgrime con verdadera dignidad, orgullo y generosidad.

El lenguaje…espectacular, espectacular precisamente porque es el propio de la época que es lo único que nos faltaba por mencionar para sentir la integración total, aunque al principio de la serie te choque un poco, enseguida te acostumbras y acabas sin darte cuenta a decir algunas de sus expresiones, ¡Pardiez y voto a bríos! No resulta pesado, y sabrás del porqué de algunas expresiones y dichos populares.

Te deja anonadada con algunas descripciones un tanto…como decirlo mmmmmm peculiares, dejémoslo así.
“La noche era cerrada como vulva de monja” Menuda ocurrencia, lo que me reí, pero si, te haces la idea más verosímil posible de esta escenificación.
Son cortas para no aburrir con ellas, y concisas, ya que no te deja lugar a la duda, ya sea en descripciones de edificios o de personas.
Su gesto era el de siempre: desabrido y hosco como el de un pez espada peleando con sedal y anzuelo

Te introduce de manera didáctica en el mundo de las leyes haciéndonos partícipes de los cargos y  sus quehaceres, así entenderemos de donde viene alguno y porque lo oficiaba.

También la forma en la que funcionaba la justicia, no muy diferente en sus preferencias sociales con las actuales, “Ese mundo en que la justicia se vestía de organzas para juzgar a uno y de harapos para enjuiciar a otra” con la tortura tenían el dominio para hacer que un inocente se auto inculpara de un delito que no había cometido, y de pruebas ni hablemos porque muchas veces ni existían.


Los juicios debían ser pura pantomima en aquellos tiempos, aunque con nuestro querido letrado han dado con un hueso duro de roer y nos deleitara con unos juicios envolventes y absorbentes con todo un elenco de variopintos personajes y situaciones donde alguna que otra carcajada se te escapa en el transcurso de las tensas sesiones.
“¿Qué le pidió?
Que reconociese a una moza
Bien,  pero díganos ¿reconoció usted a la moza Evangelina Gonzalez?
Ya no era moza, usía, cuando yo la vi.
Ya.  Cuéntenos usted como la vio, por favor, Rosario.
Acostada”

En aquellos años un abogado debía de llenarse de frustraciones de ver conforme andaba la justicia y con quienes se tenían que medir para intentar darla, personas con un escaso nivel de imparcialidad para los procesados, nuestro abogado las padece y hace que sientas la misma impotencia que siente el en muchos momentos.

En definitiva y para ir terminando, si os gustan los libros llenos de tensión, de tramas bien estructuradas, con una narración impecable y sublime que te trasporte con la máquina del tiempo al Jerez del siglo XVII, que haga que te sientas parte de la investigación, que te mantenga con el corazón en el puño y con la intriga hasta la última página, no cabe duda de que tienes que leer este libro, pero no sin antes leer la serie entera, y no, no se os hará pesado en absoluto ya que aunque tiene todo y más de lo que he expuesto anteriormente, también tiene su toque de humor que hará que también te diviertas y te haga reír.

En fin, una lectura de 10.


miércoles, 5 de abril de 2017

NADA / CARMEN LAFORET



Sinopsis:

Andrea llega a Barcelona para estudiar Letras. Sus ilusiones chocan, inmediatamente, con el ambiente de tensión y emociones violentas que reina en casa de su abuela. Andrea relata el contraste entre este sórdido microcosmos familiar —poblado de seres extraños y apasionantes— y la frágil cordialidad de sus relaciones universitarias, centradas en la bella y luminosa Ena. Finalmente los dos mundos convergen en un diálogo dramático.
Comparada por la crítica con Cumbres borrascosas, Nada destaca tanto por su prosa fresca y directa como por la extraordinaria sensibilidad en la recreación de una voz femenina. Cuando el libro acaba, el lector tiene la seguridad de poder encontrar, al volver la esquina, a una muchacha pálida y triste, con toda la fuerza de su juventud condensada en el mirar. Es Andrea, absorta, queriendo algo, sin saber qué. Como el resto de los protagonistas, ha nacido a la vida real por un prodigio de la creación artística.


Opinión a secas.

He elegido esta portada porque es la misma que me dieron en la biblioteca cuando pedí por ella.


 Hacía ya algún tiempo que no leía ningún clásico, el último lo deje por pura desesperación a 100 páginas del final, hablaban muy bien de esa novela, y era según comentaban la primera novela de lo que hoy se denomina novela negra, algún día lo quiero acabar de leer…algún día.

Bueno como ya comentaba hacía tiempo que no leía ningún clásico, y así por casualidad doy con un perfil de una bloguera que tiene un club de lectura de clásicos, así es que me hice miembro, en el momento de entrar en el estaban votando la que iba a ser la próxima lectura, los integrantes se decidieron por “Nada” de Carmen Laforet, el cual yo también  había votado por haber leído una muy buena crítica sobre el hacía relativamente muy pocos días.

Esta obra está escrita por una  entonces jovencísima estudiante de 23 años, se dice que no es autobiográfica, pero sin embargo al parecer constan muchos datos verídicos de la vida de la escritora que al parecer llegó a Barcelona a estudiar y vivió en la calle  Aribau al igual que su personaje protagonista, Andrea.

Por esta obra le otorgaron a la jovencísima Carmen el premio Nadal de 1944

Así es que me fui a la biblioteca a por él y esa misma noche lo empecé.

La verdad es que no puedo coincidir mucho con la reseña por la cual me decidí por este título, nuestras percepciones no podían ser más dispares la una de la otra.

El libro me ha parecido genialmente escrito, está narrado  y descrito de forma exquisitamente cuidada, y con un lenguaje muy sofisticado y elaborado, cuidado en exceso.

Las descripciones son bastante visuales como si estuvieses viendo una película o fotografías de la época, y hasta aquí lo que yo he podido ver de bueno para que le dieran el premio con el que fue honrado.

Por otro lado.

La trama por momentos es envolvente y por otros cansino y monótono, y es que apenas saldremos de una casa donde no se vive una vida precisamente apacible, sino más bien todo lo contrario, y es que nos encontraremos con toda suerte de variopintos personajes cada uno con historia y carácter propio, que lucharan o más bien sobrevivirán como pueden a la lúgubre  decadencia con que la casa engulle y asfixia a sus atormentados moradores, fieles y dignos reflejos de ella.

Cuando salgamos de esta opresiva vivienda será de forma ligera y momentánea, nunca demasiado, para que no logremos respirar mucho aire puro, y conoceremos a nuevos personajes, estudiantes como la protagonista y con distintos niveles de amistad con ella a lo largo del libro, entre estas amistades destacamos a Ena, la cual tendrá una trascendencia crucial para el final de la historia.

La protagonista indiscutible y que nos narra en primera persona su experiencia en esa casa pasados ya los años, es Andrea, que llega para el fin de estudiar en la universidad a casa de sus parientes, enseguida se dará cuenta que no es una casa común y corriente y que sus parientes, algunos más que otros, son más complicados de lo que ella es capaz de comprender.

La verdad es que no he logrado conectar con la protagonista (aunque lo cierto es que nadie lo ha logrado), me ha parecido una niña egoísta, antisocial, insegura, acomplejada y con poca empatía también hacia los suyos, irrespetuosa con sus mayores, ya no en la forma de revelarse en sí, ya que es algo de lo más normal, sino en cómo pensaba de ellas, sobre todo nada más conocerlas donde no se vislumbra ninguna clase de amor fraterno para con la abuela, que aunque hacía años no  veía si habían compartido vacaciones y normalmente eso siempre se añora, incluso años después más si cabe porque siempre  se tiende a idealizar esas temporadas, pues con esta protagonista en cuestión eso no pasa.

Como ya he dicho había leído una muy buena crítica de este libro, y después leí algunas más, la verdad es que tengo que ser bastante rarita yo, porque a mí no me ha llegado Nada.

Las descripciones de las penurias propias de aquella época me han parecido faltas de emoción, como si lo que estuviera pasando no fuera con ella, se gastaba el dinero en tonterías para la familia de su amiga, que no le hacía falta de nada, en horas, y ella pasaba hambre el resto del mes, faltaba comida y veía como se consumía su abuela y ella no se digna a ofrecer algo de su salario, lo del indigente me lleno de rabia y de pena, pena por esa niña egoísta y clasista que no tenía donde caerse muerta y se creía de otro nivel social, cuando estaba claro que no lo era.

La decadencia de una casa antiguamente pudiente y de sus moradores es relatada en todo el libro en forma de  malos tratos, mentiras, insultos y vejaciones hacia cualquier miembro de esta casa de insatisfechos, nostálgicos y atrapados en una casa  donde no esperan Nada más de la vida y dejan que la vida les pase como si Nada.

Cabe destacar entre todos estos desangelados a la única con un corazón grande, siempre dispuesta a perdonar, a callar, a encubrir, pensando bien de toda su familia, aunque eso lleve a graves consecuencias por su falta de carácter, es esa abuela de la que hablaba a la que cualquiera hubiese querido y echado de menos.

Destacar a la otra cara de la moneda, Roman, tío de la protagonista con múltiples facetas para haber sido un triunfador en la vida, y que sin embargo en lo que acaba triunfando es en su faceta de hacer que todos a su alrededor sean tristemente desgraciados por distintas circunstancias.
También a tía Angustias, a la que yo le hubiese dado más protagonismo y que  nos dejó con un sabor un tanto amargo su marcha y  sus circunstancias.

Sera que justo antes había leído un libro que me había tocado tanto el corazón que no tenía cabida otro de las mismas características? Pero es que noooo, no tenía las mismas ni mucho menos.

En las descripciones me he quedado algo fría, pero debo admitir que ha sido la temperatura que he tenido en toda la lectura, no he entrado en calor, no me ha emocionado en lo más mínimo, sus frases no me han llegado al corazón en ningún momento, no he logrado simpatizar con sus personajes, con ninguno, mucho menos con la protagonista, que me ha parecido verdaderamente repelente en sus actitudes.


En definitiva, y para ir terminando que para lo que me ha gustado el libro me estoy enrollando demasiado y todo, si queréis leer un libro con una muy correcta forma de narrar, con un lenguaje como anteriormente he mencionado, muy cuidado, y descripciones pasables, leerlo, pero si como yo sois de las que buscan la chispa que necesita una historia para emocionar, para estremecer, para empatizar con sus personajes y enamorarte de ellos, de lo bueno y de lo no tan bueno, que describa para enamorarte de un lugar en sus malos tiempos igual que si fuesen los mejores, que haga que cuando lo termines pienses que te gustaría no haberlo leído para volver a descubrirlo de nuevo…no, este no es tu libro.


Imagenes de la producción llevada al cine con el mismo nombre.

domingo, 5 de marzo de 2017

EL BESO AZUL / JORDI SIERRA I FABRA

Sinopsis:

Jordi Sierra I Fabra
El beso azul
Narrativa
2016
Rogelio, al que todos creían muerto en 1936, regresa en junio de 1977 al pueblo donde nació y fue fusilado junto a su padre y su hermano. Son los días de las primeras elecciones democráticas. Cuando la noticia se conoce, los sentimientos de los supervivientes se cruzan y reaparecen tras más de 40 años. Todos dan por hecho que vuelve para vengarse, pero el regreso lo hace con su esposa, veinte años más joven que él, y su hija de 19 años.
Rogelio no sabe quién le delató entonces, por qué está vivo, por qué las balas de los que le fusilaron no le alcanzaron. Tras caer a la fosa logró zafarse de ella en la oscuridad antes de que les cubrieran con tierra. Su hermana sabe que está vivo desde hace 20 años, pero lo ha silenciado por miedo. Ahora que Franco ha muerto es la hora del reencuentro.
¿Qué busca Rogelio? ¿Solo visitar la fosa donde están su padre y su hermano junto a otros vecinos y reencontrarse con sus orígenes? ¿Cómo reaccionará su primera novia, el amor de su vida, o su mejor amigo, que se cambió de bando para sobrevivir y ahora es su marido? ¿Y el topo que ha vivido 38 años encerrado esperando a que el dictador muriera? ¿Qué hará el hijo del alcalde que lideró la revuelta en julio del 36 y que ahora gobierna la villa? ¿Y el sargento de la guardia civil?
¿Se desatará una espiral de violencia en los días en que los españoles sellan, por fin, la paz con su voto en las urnas?
Sierra i Fabra ha demostrado un dominio cada vez más excelente de la profesión con el uso de registros literarios bien diversos y con propuestas cada vez más singulares y efectivas. (…) En los últimos años y en sus últimas obras ha ido dinamitando los encorsetamientos y encasillamientos que se le habían aplicado, y ha terminado siendo reconocido también por la crítica, como antes ya lo fue por su público.

Mi opinión:

Cuando  termine esta historia me quede con un nudo en la garganta y una emoción nacida del corazón, un pesar que me subía hacia arriba hasta querer desbordarse por los ojos que hacía  ya algún tiempo que no me pasaba.

Un libro, puede ser un vagón de sueños al que subir para viajar a historias maravillosas donde a veces quisieras ser la protagonista para vivir historias apasionantes, otras resulta ser una máquina del tiempo donde te tele transporta a un tiempo pasado, lejano, a veces duro, inclusive cruel y horroroso, a veces conmovedor, otras nostálgico, evocador, sencillo, mágico, envolvente….del que quizás no quieres ser la protagonista, pero que te envuelve el corazón con toda clase de sentimientos y sensaciones, y al acabar el libro te ha dicho tantas cosas…más de lo que habrás podido sentir subida al vagón de sueños del tren de alta velocidad de esa clase de historias, que aunque lindas no te dejan adentrarte en la vida misma, la maquina te lleva a la vida, a esa vida que tal vez te contaron tus abuelos, hayas leído en clásicos, visto en documentales, o en algún libro o película del genero realismo, estas son las que se quedan en tu cabeza por los siglos de los siglos, ya que tocan fibras que no hay forma que toquen otras historias. 

Esta es una de ellas, si quereis saber más continuar leyendo, y armaros de paciencia porque la cosa va pa largo. Jajaja (la falta ortográfica esta, sí)

Está máquina del tiempo nos traslada a un pueblo, un pueblo que podría ser cualquiera de nuestra geografía, esta máquina se verá en la tesitura de ser capaz de honrar la vida en un pueblo rural cualquiera en las dos épocas distintas, consiguiéndolo sin ningún esfuerzo, nos unirán  hondos sentimientos con sus personajes, sentimientos buenos y…no tanto, sentiremos la  lastimosa e irremediable sensación de unas vidas truncadas, rotas en mil pedazos, unas vidas que deberían haber seguido el camino sencillo y anhelado que el destino les tenía marcado, y que por contra se convierten en complicados caminos llenos de violencia, muerte, destrucción, soledad, persecución, exilio…sueños rotos por una mano ajena e implacable, esa mano cruel que mece la cuna y que cambió los destinos de un país entero con un fenómeno destructivo e inhumano, una sin razón llamada guerra civil, con todo lo que esto conlleva, una guerra de hermanos contra hermanos, compatriotas matándose, torturándose por ideales y creencias, por distintas formas de ver un país, por creer en la libertad o en la represión, por creer que todos somos iguales o todo lo contrario….

Una época en la que la pluralidad cultural era una utopía, un peligro  a extinguir de manera automática.

La dignidad y la libertad, una ilusión que apenas le dio tiempo a echar a andar.

Se alzaron los “patriotas”, gente acaudalada que no quería perder su estatus, con un miedo visceral a perder su autoridad con los obreros que trabajaban para ellos, miedo a las libertades  y derechos de un pueblo que se ahogaba en su propia precariedad, y aun así tuvo que volver a aprender a agachar la cabeza ante los “patriotas” que los humillaban y explotaban para  vivir a lo grande en un status mal entendido.

Ellos tenían la última palabra de como tenía que ser y ser llevado “su país” y bajo esas palabras actuaron impunemente en beneficio propio, reprimiendo con horror y sangre al pueblo, quitando los derechos y libertades que se habían estado logrando con tanto esfuerzo.

Aunque el libro transcurre en un tiempo relativamente corto, tiempo que tendremos en cuenta en cada capítulo en el que se nos reflejará la fecha exacta, es de un ritmo pausado, donde cada sentimiento, cada misterio, cada resolución lleva su tiempo, sin prisas pero sin pausas iremos descubriendo que es lo que lleva a su protagonista a volver al pueblo del que sus sueños se empeña en no dejarlo salir, represalias, respuestas, reencuentros, familia, perdón, odio…

Es un libro intimista, de superación personal en muchos sentidos no solo en lo económico, que también lo hay…pero ¿Qué haríamos con el alto nivel económico con un corazón vacío y seco que no ha logrado sobreponerse a todo lo que le ha estado deparando la vida? La acción purificadora del amor y la familia harán de bálsamo para los males del corazón y las cicatrices del alma, pero hay un órgano que necesita respuestas, que razona y necesita ser calmado, porque en el existen preguntas sin respuestas, lugares en sombras, personas que se aprecian convertidas en monstruos, seres queridos que gritan descanso en una mente inquieta que aún no sabe por qué sigue en este mundo.

Me puedo imaginar la conmoción de un pueblo rural en aquellos meses posteriores a la muerte del dictador, al saber que uno de sus ciudadanos al que creían fusilado 40 años atrás está vivito y coleando y vuelve al pueblo, un pueblo donde todos se conocían, donde estaban los amigos, las novias, la familia, y que todo se volvió un infierno con el levantamiento de los fascistas ¿Qué quiere? ¿Para qué vuelve? ¿Venganza? ¿Nostalgia? “Levantar ampollas” seguro que pensarían los que más.

A unos se les parara el corazón de puro pánico y miedo, a alguien de inmensa alegría, a otra por la añoranza de un antiguo amor no olvidado pero relegado a un rincón intocable del corazón.

Mi opinión de este libro es el siguiente…a ver como decirlo… es un libro que no os podéis perder, es un pecado dejarlo pasar, una equivocación no zambullirse en sus páginas, un regalo de narración detallada, exquisita e impecable, de pensamientos profundos, veraces y determinantes en muchos casos, de una realidad cruda y abrumadora, con unas historias que pueden haber pasado en cualquier punto de la geografía del país (y que de hecho pasaron y se han visto reflejadas en otros libros y películas, véase “Los girasoles ciegos”) situaciones y hechos descritos de manera tan sublime que te hace meterte en la piel de sus protagonistas sintiendo todos sus pesares, pero también las alegrías, la melancolía, el odio, el perdón… y el miedo que aún no ha logrado abandonar el cuerpo de muchos en esos días que tan magistralmente nos son narrados. 

Es una gran historia coral llena de tantas historias demoledoras y a la vez maravillosas unidas entre sí, con tantas culpas, tantos remordimientos, odios y anhelos olvidados por el paso de los años o simplemente por la propia autodefensa de la mente para no sufrir por lo que ya no tiene remedio, que de verdad es…para quitarse el sombrero.

Demuestra su escritor una gran sensibilidad y conocimiento por lo pasado, las páginas están llenas de frases de concienciación, sientes en tus carnes ese miedo atroz que se produjo durante ese periodo opresor y del que pocos se atrevían a salir aún después de enterrar al dictador.
“Vivir sin miedo, Virtudes. Vivir sin miedo después de tantos años, una vez muerta la maldita bestia, aunque lo hiciera en su cama el gran hijo de puta…”

La comunicación, algo tan ligado a nuestra cultura mediterránea  y que sin embargo hay temas tabú como esta guerra maldita de la que nadie quiere hablar.
“A veces es mejor callar”
Y de la que los jóvenes quieren saber.
“No, callar nunca es mejor. La ignorancia nunca es mejor. Luego pasa lo que pasa”

Sabias palabras, aunque no todos hayan querido dejar esa ignorancia.

De otro de sus personajes del que conoceremos también su historia y sabremos del porque “En la plaza se sentaba siempre de espaldas a la alcaldía y la iglesia. No quería ver ni lo uno ni lo otro”

Argumentos y reflexiones
“Perdimos la guerra, nos pisotearon, tenemos tumbas perdidas en los montes pero no olvidadas, trataron de anularnos, quitarnos la identidad, nos humillaron, a los que nos fuimos por ser de izquierdas y a los que os quedasteis por haber sobrevivido. Y ahora volvemos con la cabeza alta. No es que hayamos ganado, pero…”
“Este país nunca olvida. Nadie lo hace. Siempre hemos mirado más al pasado con resentimiento que al futuro con esperanza, y así nos va”

Ha habido momentos que me he atragantado de indignación y de horror, esto es lo que pensé mientras leía uno de ellos. “Ayyyy que horrorizada me siento, no poder exhumar los cadáveres de los tuyos, saber que están ahí, bajo la tierra que pisas y que sacarlos de allí conlleva una burocracia cargada de obstáculos y que pasados ya los años hayan seguido los gobiernos de distintas ideologías negando a las familias enterrar dignamente a sus seres queridos, a sus familiares, a su sangre”

Aquí no ha habido reconciliación nacional ninguna desgraciadamente.

Quisiera destacar algunas citas o reflexiones.

“Cada vez que en España se ha querido tocar a la santa madre iglesia ha estallado una guerra. Esos cabrones, desde sus pulpitos, son peor que los generales”

“Por lo menos la izquierda era la de siempre. Se peleaban entre sí, lo cuestionaban todo, se perdían en largos e inútiles debates, se disgregaban en grupos fraccionados”

Es una novela dedicada al perdón y a la reconciliación  y es que nuestro protagonista va a dar una lección de esas dos palabras de las que muchos ni tan siquiera han oído hablar.

Aunque también va a paladear el sabor de lo perdido, de lo que tenía que haber sido y no pudo ser, y volverá a reencontrarse con la que debió ser y no pudo.
“Se quedaron mirando, absortos, perdidos el uno en los ojos del otro, sabiendo que la aceleración de sus corazones los llevaba al vértigo mientras que su inmovilidad los convertía en falsas estatuas de sal. Seguía siendo hermosa, un ángel. La edad no la había estropeado, al contrario, le daba dignidad, firmeza…”

Emocionada a más no poder con un nudo en la garganta que más que bajar subía, llorando como una magdalena, así me dejó esta parte.

Pero también tiene otros personajes que nos dan momentos con los que sonreír.
“¿Qué miras?”
“Nada”
“Pues pareces encandilado, hijo”
“Sudas”
“Ya”
“Me gusta cuando sudas”
“A ti te gusta cada cosa…

Por ir acabando, aunque seguiría y seguiría y seguro me dejaría un montón de cosas igualmente por ser una genialidad de libro de principio a fin, y porque tengo que acabar esta reseña que seguro no se lee nadie entera pero que me da lo mismo, porque es mía, y la hago como disfrute personal, porque libros así se leen pocos, acabo señalando que como bien dice el dicho “La venganza es un plato que se sirve (o se debe servir) frio” y una vez comido el plato y degustado se vislumbra el futuro limpio.
“¿De qué color podía ser el futuro?
Blanco, el futuro siempre era blanco.
Lo pintaba cada cual”

Maravilloso, conmovedor, cargado de nostalgia.

Como bien cita la portada.
“Un canto a la reconciliación, sin rencor ni odio, pero con memoria histórica”

Para leer y releer.



martes, 21 de febrero de 2017

SERIE ROHARD / RITA MORRIGAN


01 Sinopsis:
Sara Brown es engañada por su madre, que le dice que la salud de su prima Mary, hermana del conde de Rohard, ha empeorado y que sería conveniente que fuera a cuidarla. La señora Brown cree que, si su hija se traslada a la residencia del conde y asiste a sus esperados bailes, encontrará un buen partido para casarse, y sabe que la enfermedad de su prima es lo único que puede convencerla. Sara se resiste: no quiere abandonar la vida sencilla que lleva en su casa, no le interesan las fiestas, y, a sus veintiséis años, ya no sueña con un esposo. De todos modos, decide ver por sí misma a Mary, incluso cuando no tiene ningún interés en volverse a topar con el presuntuoso conde.
Robert de Rohard, el soltero más codiciado de la costa este de Inglaterra, no cree que Sara sea una buena influencia para su hermana: el alocado temperamento de la señorita Brown no hace más que, a juicio del conde, poner en riesgo la delicada salud de Mary. Sin embargo, consiente que Sara se instale en su residencia, porque su hermana adora a aquella muchacha rebelde.

A pesar de los reparos que tiene con Sara, el conde no puede dejar de escuchar sus opiniones testarudas durante las largas sobremesas en la mansión, ni puede disentir mucho con ella. No sabe qué tiene la muchacha que, cuando conversan, cuando la confronta, hace que sienta una inexplicable atracción. A Sara tampoco él le es indiferente: se pone nerviosa cuando la mira, pero desea fervientemente sentirse observada por el conde.

A medida que Robert y Sara pasan más tiempo juntos, la sospecha se cierne sobre la joven: la madre del conde supone que la muchacha es una cazafortunas y decide alejarla de su hijo. Sara decide huir para salvar su honor, pero una razón más poderosa se lo impedirá.





02 Sinopsis:

Mary Luton, hermana del conde de Rohard, debería ser una de las mujeres con más pretendientes de toda Inglaterra: es hermosa, inteligente y nada la detiene, ni siquiera su impedimento para caminar. Cuando su hermano parte de viaje de bodas, le solicita a Diego Lezcano, su socio y amigo, que vigile a la audaz Mary para que no se meta en problemas.
Diego no tiene intenciones de cuidar a la temeraria mujer, pero termina aceptando a regañadientes. No quiere estar cerca de Mary. O, mejor dicho, quiere demasiado estar cerca de ella. Sin embargo, él, un hombre que no puede hablar de su pasado, sabe que no es el adecuado para Mary, por lo que prefiere mantener una tensa distancia.


Las cosas se complican cuando Lord Davenport, conde de Hampshire, decide cortejar a lady Luton, porque cree que un casamiento con ella podrá sanear sus enmagrecidas finanzas. La madre de Mary lo alienta a que avance en el cortejo, convencida de que un casamiento noble es lo mejor para su hija. Incluso si Mary se empeña en rechazarlo, porque ella no puede dejar de pensar en Lezcano. Incluso si debe llevarla lejos para forzar una boda.

Deberá entonces Diego decidir si va a buscarla, si debe adentrarse en un sendero junto a Mary del que ambos no querrán salir.




03 Sinopsis:

La tranquila vida de María Lezcano se tambalea a los diecinueve años, al darse cuenta de que está profundamente enamorada de su hermano adoptivo, Eric. Pero eso no está bien visto en la Inglaterra de 1870… Cuando el joven se da cuenta de que él también está enamorado de ella, decide abandonar el hogar familiar sin dar explicaciones antes de hacer daño a la familia que con tanta generosidad le acogió cuando era niño. Su partida destroza el corazón de María y de sus padres, que no acaban de comprender los motivos de su huida. Alejandro Montenegro tal vez sea la oportunidad que María estaba esperando, la opción definitiva que le permita olvidar a Eric. Sin embargo, no puede permanecer mucho tiempo a su lado, porque en su país, Cuba, estalla la revolución, justo después de haberle propuesto matrimonio. Y claro, María no es de las que se sientan a esperar: convence a su amiga para partir hacia Cuba, una isla misteriosa y legendaria… Tanto como el atractivo pirata inglés que asalta su barco en mitad de su viaje. No, no puede ser él… ¿o sí?



La opinión de la Mari Mari en tres mini reseñas.


Hola, hoy vengo a hablaros de libros diferentes a lo que vengo haciendo últimamente, después de varias lecturas de sufrimientos varios, de penalidades crueles, de lecturas intensas de esas que se meten dentro de ti y ya no te dejan nunca más, pues la huella que dejan es profunda e inolvidable, decidí que me hacía falta algo de romanticismo, de novela rosa, esa clase de libros que cuando los terminas tienes esa sonrisilla algo tontuna en la cara, esas novelas que aunque no sean tan emotivas emocionalmente acaban haciendo que te gusten, que te atrapen y que suspires en muchos momentos con las escenas que se nos relata.

Así es que me decidí por esta autora de la que no había leído  nada, siempre hay que ir descubriendo escritores nuevos, expandir horizontes ¡que todos tienen derecho leñe!

Me decidí por el sabiendo que es serie, no me vayáis a decir ¡Pero si no te gustan las series! ¡Si siempre dices que en el segundo libro ya aburren! Si y sí, es cierto, lo digo hasta el cansancio (a veces soy mu cansina, es verdad) pero si no lo dijese no estaría diciendo la verdad de lo que pienso,  lo siento, pero no sé mentir, bueno el caso es que los elegí porque son libros cortos que se leen en una tarde y poco más y era lo que me hacía falta, no embarcarme en otro de sufrimiento emocional como los anteriores, además no es una trilogía donde en los tres volúmenes tienes a los mismos protagonistas yendo y viniendo en un sinfín de líos amorosos, celos, venganzas y frustraciones varias, no, aquí cada libro tiene unos protagonistas diferentes, y aunque aparecen en los protagonistas de los libros posteriores porque son familia, pasan a ser personajes secundarios en esa nueva historia.

El primero es “Dulce camino espinoso” tal vez por ser el primero es el que más he disfrutado, pero es que me gustan mucho los protagonistas que son estirados hasta aburrir y luego se transforman poco a poco en el hombre de los sueños de cualquier mujer, y que las protagonistas femeninas sean la horma de su zapato…ayyy como me gusta, al parecer sufrimos el síndrome Darcy, porque a raíz de leer “Orgullo y prejuicio” esta clase de protagonistas, formales, estirados, introvertidos, fríos y orgullosos,  hacen las delicias de las féminas, yo la primera, que no es ninguna crítica, es simplemente un hecho constatado.

El caso es que el conde que tiene bajo su cuidado a su hermana paralitica y a  su madre verá como después de tres años vuelve a su hogar una familiar lejana en parentesco pero muy unida afectivamente con su hermana pequeña, esta mujer es todo lo contrario a él, y como no podía ser de otra forma y es otro hecho constatado, los polos opuestos se atraen. Me lo he pasado realmente bien leyendo sus tiras y aflojas, el desparpajo de ella al dar sus opiniones, que a él no le pasaran desapercibidas ni mucho menos, al contrario, las tomara en cuenta de manera activa, no quedándose simplemente en una conversación y apreciación,  lo llevará más allá.

Irá gestándose el romance poco a poco en el tiempo en el que transcurre la historia hasta que llega a un punto de no retorno. Los personajes que en este libro son secundarios irán  cocinando su historia a fuego lento para el siguiente volumen donde ellos serán los protagonistas indiscutibles. Me ha gustado mucho el poco apego de estos dos hermanos a las convenciones y el estatus social por los que se regían en la época, siendo dueños de su futuro sin ningún tipo de indecisión ni prejuicio. 




Es un libro del que disfrutas, con el que sonríes, te ríes y  terminas como he dicho anteriormente con una tonta sonrisa en los labios.

El segundo es “Intimo sendero de magia” aquí conoceremos más a fondo a un hombre excepcional enamorado de una mujer a la que cree no merecer y a la que pocos desposarían en aquella época si no era por intereses económicos. 
Ella postrada en una silla de ruedas desde la cuna será la que lleve la relación al límite, la que no se conforme con menos que con el amor y la rendición total e incondicional del hombre al que ama. Los protagonistas son de personalidades fuertes, cabezones, acomplejados, con grandes perjuicios uno y muy humildes el otro. 

La historia es preciosa.

El tercero y último de la saga es “La luna en tus manos” en la que los protagonistas son la hija natural de la pareja anterior y un hijo adoptivo que huye despavorido al darse cuenta que su hermanastra está locamente enamorada de él, y de que para el ella tampoco le es indiferente. 

Tendrán que pasar algunos años para que vuelvan a encontrarse y tengan que plantarle cara a sus sentimientos y a una familia, la suya tan poco convencional.





Y hasta aquí puedo leer, que no es caso que cuente nada más porque si no ya lo cuento todo y son muy bonitos, por lo tanto ¡¡A leer!! Que no hay que perdérselos.