viernes, 30 de octubre de 2015

CUANDO LEAS ESTA CARTA / VICENTE GRAMAJE


Sinopsis:

Un botella lacrada en cuyo interior hay una carta, acaso las últimas palabras que el capitán Pedro Gimeno Trester, que ante la certeza de su muerte en la masacre de Annual de 1921, escribió a su amada.


El hallazgo de esta carta cambiará para siempre la vida de Víctor, un médico que ha colgado el estetoscopio y la bata y, al menos por un año, ha dicho adiós a su consulta. Necesita asumir la reciente muerte de su esposa pero, también, recuperar su fe en la medicina y la confianza en sí mismo. En busca de soledad, PARTE de viaje por el norte de Marruecos, donde asiste a un curioso hallazgo: en una obra en construcción, una excavadora da con una antigua fosa común con restos de soldados españoles masacrados en el Desastre de Annual, en 1921.


Aquí comienza su aventura a través de la historia reciente de España, siguiendo el rastro de vidas desconocidas con la ayuda de de un curioso detective privado y principalmente de Claudia, capitán del Ejército destinada en Melilla y, tal vez, la mujer que PUEDA enseñarle el camino de regreso desde el dolor.


LA OPINIÓN DE LA MARI:

Terminado y completamente prendada he quedado con este gran libro de Vicente Gramaje, aún estoy con esa sensación inexplicable y maravillosa que deja un libro gratamente disfrutado. Un libro que va acumulando intrigas conforme vas pasando las páginas, las vas acumulando sin parar en ningún momento, hasta la última página y es que es de esas historias que aún después de terminado no puedes dejar de pensar en el, es duro, conmovedor, angustioso, emotivo, pero lo mejor de todo es que la parte histórica es verídica.
Yo que nada sabía de estos sucesos tan trágicos de nuestra historia, me he visto envuelta, transportada literalmente a aquel fuerte, tan limitado en recursos para sobrevivir, tan mal situado, tan mal suministrado en armamento, pero tan bien dirigido por el Capitán Gimeno, al que todos respetaban y apreciaban, lo explica todo tan bien que a veces parecía que mi sofá estaba entre medio de aquel fuerte y los pobres soldados que lo habitaban sin quererlo, en medio de sus charlas oyendo sus quejas y lamentos, sus esperanzas, sus ánimos, su desesperación…ect. También me ha parecido estar sentada en medio de la tienda del Capitán mientras escribía sus cartas a España, tomaba decisiones, daba órdenes, y ponía en manos de una persona de confianza la carta que tenía que llegar a España y depositar en otras delicadas y tremendamente añoradas y amadas.
Este es el eje sobre el cual gira la historia, pero hay otra historia que se desarrolla conforme se va desentrañando la otra. Victor es un medico que ha perdido el rumbo después de pasar por trágicos sucesos en su vida y que quiere la casualidad que este en el sitio adecuado, en el momento preciso, después de casi 100 años la carta del capitán vuelve a caer en manos de confianza.
Me ha emocionado la búsqueda desinteresada de Víctor, una búsqueda en la que se implica una directa e impulsiva Capitana del ejercito, poco a poco va surgiendo la complicidad más allá del común desafío que significa encontrar y encajar todas las piezas del puzle que representa dicha carta, una relación complicada, pero a la vez necesitada.
Me gustan mucho los libros con saltos en el tiempo y si son históricos, te ayudan a saber cosas de las que no tenías ni la más remota idea y al finalizarlo sabes el porqué de lo que aconteció en ese punto de la historia te quedas mas satisfecha si cabe.

Narrado de manera sencilla y magistral, una lectura de la que no se tienen muchas ganas de salir, una novela que te introduce en los distintos escenarios, te involucra en la búsqueda, simpatizas con todos sus personajes, y hace un lindo canto a la amistad. Para mí, altamente recomendada. Queda entre mis favoritos.