jueves, 22 de octubre de 2015

BILLIE / ANNA GAVALDA




Sinopsis:

Llega la nueva y esperada novela de la autora de Juntos, nada más. Es de noche y, mientras Franck duerme, Billie le cuenta a una estrella la historia de su amistad. Billie es una niña solitaria y conflictiva. Vive en una caravana rodeada de basura; su madre la abandonó cuando sólo tenía un año, y su padre y su madrastra nunca fueron para ella una verdadera familia. Franck, en cambio, tiene una familia de lo más convencional. El destino junta a estos dos improbables compañeros de vida: la maestra les obliga a preparar durante las vacaciones de semana santa una escena de teatro de Con el amor no se juega, de Alfred de Musset. Se convierten entonces en amigos inseparables. Pero cuando termina la escuela, sus orígenes familiares los llevan por caminos distintos. Billie se queda en el pueblo y Franck se muda a París a estudiar derecho. Hasta que el destino vuelve a unir a estas dos almas gemelas, esta vez para siempre.

La opinión de la Mari Mari:

Quisiera comentar este libro que me acabo de terminar.
Estaba en modo off, después de haber empezado dos libros y dejado porque no me enganchaban decidí mirar algo cortito, que pudiese acabar en dos ratos y no me agobiara al ver el número de páginas que aún me quedaban por leer, al ser corto lo terminaría si o si.
Me decidí por este porque la escritora tiene muyyyyy buenas críticas, así es que me lance.
No por ser corta es menos intensa, os lo puedo asegurar.
Billie que es la protagonista, por ciertas circunstancias se encuentra una noche relatándole su vida a una comprensiva y muda confidente, empezando por una niñez llena de carencias, afectivas de higiene, desatención ect. y llena de otras, alcoholismo y violencia. Y  narra de manera nostálgica y llena de agradecimiento la entrada en su vida de Franch la persona que se convertirá en la más importante de su vida.
No es, aviso, una novela romántico, es un grito a las infancias  ultrajadas, en algunos párrafos te llena de desasosiego, de impotencia al saber que desgraciadamente existen miles de casos como este. De desesperación, uno nunca sabe de lo que sería capaz para salir de esa cloaca en la que vives y escapar de ese entorno de violencia e indiferencia, Billie cuenta sin remordimientos, arrepentimiento,  ni traumas, lo que fue capaz de hacer ella. Es un canto al amor, un amor puro, el que más, el de la amistad, que llena la vida de estos dos repudiados domestica y socialmente de afecto, comprensión, aceptación, apoyo, respeto….gracias a esta relación, cada vez que tropiezan,  caen y se hacen daño, vuelven a levantarse y prestar batalla a la vida, por ese gran amor que sienten uno por otro surgirá el verdadero Franch, el autentico, el hasta ahora reprimido, se resetearan y al fin cambiaran sus vidas para siempre.
Muchos sentimientos acuden mientras vas leyendo este relato de dos personas que al encontrarse se complementan, dos espíritus afines, como diría una de mis heroínas preferidas “Ana de las tejas verdes”. Lo recomiendo y volveré a leer a esta escritora sin tardanza.